El dispositivo Qhatu permite que los comercios puedan volver a funcionar sin descuidar la salud. Este proyecto fue desarrollado en la startup Inntegra y pronto será implementado en las sedes de un importante grupo financiero.

En esta pandemia, uno de los principales desafíos ha sido conseguir el equilibrio entre la salud y la economía. Una de las medidas adoptadas por el Gobierno para solucionarlo ha sido limitar la cantidad de personas dentro de espacios cerrados. Sin embargo, aún surgen dudas de si realmente se controla cuánta gente ingresa y si hay un modo de hacerlo más eficientemente.

Ante esta situación, un grupo de estudiantes de la PUCP han desarrollado Qhatu, un dispositivo que mide el aforo y la temperatura de las personas que asisten a un establecimiento y lo sistematiza en una interfaz interactiva. Este trabajo lo desarrollan a través de la startup Inntegra, proyecto del que son miembros. «Queremos ser un aliado en la lucha contra la COVID-19 y permitir la reactivación segura de los comercios en nuestro país», señala Luis Huayaney, alumno de la Facultad de Gestión y Alta Dirección.

¿Y cómo funciona Qhatu?

Este dispositivo se debe colocar en la entrada del local. Al momento de ingresar, la persona acerca su muñeca a la máquina para que esta mida su temperatura y le indique si puede pasar.  Además cuenta con una serie de sensores que permite saber cuánta gente entra y sale del establecimiento.

«Toda esta información se sube a la nube para que el encargado del local pueda actuar según data real”, dice Sebastián Caballa, estudiante de Ingeniería Mecatrónica. «Es amigable, poco costosa y efectiva», enfatiza Iván Ames, estudiante de Gestión y Alta Dirección.

Surgimiento y evolución

La historia comenzó cuando, en junio del año pasado, Inntegra organizó el reto de innovación Open INN: COVID-19, el cual buscaba proponer soluciones en torno a la mitigación del riesgo de contagio en espacios concurridos. Fue allí donde surgió Qhatu. Su éxito fue tal que la Municipalidad Metropolitana de Lima escogió la iniciativa para implementarla como piloto en el Mercado Central entre junio y agosto del 2020. «Los dueños de los negocios nos decían que con nuestro dispositivo podían cerciorarse de que se cumplieran los protocolos y transmitir esa seguridad a sus clientes», señala Huayaney.

El camino de Qhatu ha llevado al equipo PUCP por muchas pruebas para mejorar su propuesta de valor y método; y, como ellos señalan, esto los ha nutrido de un aprendizaje constante. “La idea ha mutado pero siempre se ha mantenido el objetivo de salvar vidas gracias a la tecnología y al diseño centrado en las personas”,  añade Iván Ames, estudiante de Gestión y Alta Dirección. El equipo sostiene que también tuvieron un impulso económico del Vicerrectorado de Investigación para realizar la última parte del proyecto.

El salto a la realidad

La rapidez con la que viene escalando Qhatu se debe, en buena parte, al conocimiento interdisciplinario que tienen sus desarrolladores. Además de los ya mencionados, el equipo lo conforman los estudiantes Anthony Montalván, de Derecho con intereses interdisciplinarios; Rocío Zegarra, de Diseño Industrial; Carlos Carrillo, de Ingeniería Informática; Diego Pizarro, de Ingeniería Electrónica; y Fiorella Ruiz, de Gestión y Alta Dirección. «Pienso que no habría sido posible llegar hasta acá sin el conocimiento de las diferentes carreras», menciona Zegarra.

Próximamente, Qhatu será implementado en los diferentes locales de un importante grupo financiero. “La consigna del proyecto siempre ha sido llevarlo a la realidad. Ahora salimos de la esfera de desarrollo interno para empezar a compartir lo que tenemos con actores relevantes, como las empresas”, dice Montalván.

“Estamos buscando más aliados comerciales que nos ayuden a escalar nuestro producto”, precisa Ames. De este modo, nuestros estudiantes e integrantes de la startup Inntegra brindan un importante aporte en la lucha contra la pandemia y el impulso de la reactivación económica.

Conoce al equipo

Luis Eduardo Huayaney – Líder de proyectos e innovación

Sebastián Rony Caballa Barrientos – Líder maker

Rocío del Carmen Zegarra Flores – Líder de diseño

Anthony Isaac Montalván Bazán – Líder legal y alianzas

Carlos Guillermo Carrillo Agoyo – Líder IT

Diego Pizarro – Programación y electrónica

Iván Ames Paredes – Líder comercial

Fiorella Ruiz Monzon – Líder de marca