En ciclo de conferencias se expusieron a la comunidad molinera y al público en general los resultados de investigaciones realizadas en los programas de posgrado en Producción Animal y Nutrición.

En el marco de un ciclo de conferencias organizadas por la Escuela de Posgrado y la Facultad de Zootecnia de la Universidad Nacional Agraria La Molina, se presentaron investigaciones sobre la inseguridad alimentaria y el consumo de bebidas energizantes, y a su vez, sobre el riesgo que estas pueden traer a quienes las consumen.

En dicho ciclo de conferencias se expusieron a la comunidad molinera y al público en general los resultados de investigaciones realizadas en los programas de posgrado en Producción Animal y Nutrición.

Según encuestas del INEI a familias de Lima Metropolitana y el Callao, el 14% de estas manifestaba que no había podido comprar alimentos con contenido proteico en la primera semana de mayo del 2020. Esto, trasladado al Perú urbano, daría cuenta de aproximadamente 3 millones de personas que se encuentren en una situación de inseguridad alimentaria en el país. Y esto sin contar las zonas rurales, también afectadas por la paralización económica generada por la actual pandemia.

En su ponencia sobre la inseguridad alimentaria en el Perú, la Lic. Nut. Edilson Soldevilla señaló que el objetivo de su investigación fue determinar la relación entre la inseguridad alimentaria nutricional de hogares y el riesgo de síndrome metabólico (RSM) de mujeres adultas del Programa de Enfermedades no transmisibles de Instituciones de Lima Norte en el Perú.

El riesgo de las bebidas energizantes

Según la Asociación Cardíaca Estadounidense, las bebidas energizantes pueden llegar a representar graves peligros para la salud. Un artículo publicado por la revista Journal of the American Heart Association indica que la ingesta de 900 mililitros de una de estas bebidas en un período breve puede incrementar la presión arterial y el riesgo de perturbaciones eléctricas en el corazón.

En una siguiente ponencia, la Bga. Rosalinda Silva Sosa abordó este tema desde su mirada especializada. “Las bebidas energizantes son un conjunto de sustancias que suministran una gran cantidad de carbohidratos muy superior de lo recomendado para personas físicamente activas”, comentó. Mencionó además que el objetivo de su investigación fue conocer el efecto del consumo de tres bebidas energizantes sobre la mejora de la resistencia física y el parámetro bioquímico relacionados a la fatiga.