Prototipo de invento ganador del concurso de patentes por COVID-19 fue construido con apoyo de instituciones privadas. Buscan auspicios del sector privado para seguir fabricando los equipos.

La Beneficiencia Pública de Lima y diversas instituciones benéficas recibieron como donación las cámaras desinfectantes de ozono que fue inventada por el grupo de investigación “Diseño Digital” de la Universidad Nacional de Ingeniería, y fue uno de los ganadores del Concurso Especial “Patentes frente al COVID-19” del programa Patenta de Indecopi.

La cámara de desinfección doméstica de ozono es un sistema de purificación de aire con ozono para la desinfección principalmente de calzados, prendas de vestir, alimentos y cualquier artículo inerte. Es portátil, de fácil uso y consta de dos compartimentos que se unen mediante rieles telescópicas.

El grupo de investigación es liderado por el Mg. Walter Gonzales Arnao, líder en patentes en el país, y el Arq. Juan Luis Palacios Rojas, ambos docentes investigadores de la Facultad de Arquitectura de dicha casa de estudios; así como, la participación activa de Jorge Céspedes, integrante del grupo y alumno de la UTP. 

Para la fabricación de las cámaras desinfectantes, contaron con el auspicio de instituciones privadas como la Universidad Tecnológica del Perú, Alucom Group EIRL y Purifil Internacional SRL. Sin embargo, el grupo de investigación continúa en la búsqueda de fondos y auspicios del sector privado para seguir fabricando dichos dispositivos y seguir contribuyendo en la prevención de la ciudadanía contra el covid-19.

Además de la cámara de desinfección, dicho grupo de investigación ganó el concurso especial de patentes con un kit sanitario de prevención al COVID-19, conformado también por la pulsera preventiva con dispositivo múltiple, el calzado con cápsula desinfectantes, el protector de rostro y cabello, y la cápsula desinfectante. Ver aquí.

La donación fue otorgada a la Directora del Puericultorio Pérez Araníbar, Cecilia Hamann de Pennano, así como por parte de las instituciones auspiciadoras fue entregada al Hogar Padre Martinho, el Albergue para enfermos de cáncer Señor de la Divina Misericordia y al Restaurante “La Quinta Granja”, que da comida a personas con menores recursos.